Ojalá que llueva café en el campo

En República Dominicana me enseñaron el significado de la frase: “Que llueva café en el campo”. Significa prosperidad.

Si observamos bien, el mismo hecho de llover parece un milagro y para que ese milagro suceda, tienen que pasar algunas cosas antes:

El sol calienta el agua de los océanos, ríos y lagos y sube a la atmósfera evaporándose, formando nubes que almacenan agua, que cuando se encuentran con corrientes de aire frío, el vapor se condensa y entonces llueve.

Si queremos que llueva prosperidad en nuestras vidas, observemos la naturaleza.

Podríamos decir que todo está contenido en sistemas.

Algunos ejemplos pueden ser, el sistema solar o los distintos sistemas de células que se encuentran en nuestro cuerpo. Incluso construir una casa es algo más complejo que cuatro paredes y un techo.

A mejor sistema creado, mejor será el resultado.

Un sistema puede ser, el plan de juego de un equipo de fútbol americano, el gobierno de un país, o hasta la manera en que se crea y confecciona un pantalón.

Si queremos tener éxito en lo que hacemos, no debemos de pensar de manera lineal.

Si vendes en una empresa de multinivel, si diriges un equipo de producción en una planta, si tienes un restaurante o estás en una clínica donde se atienden pacientes. El éxito y progreso dependerán de la forma en la que funciona su sistema.

Démonos el tiempo de pensar y desarrollar sistemas exitosos y entonces conseguiremos hacer llover café en el campo.

Suscríbete al blog

Al suscribirte puedes elegir entre los E-books que estén vigente al momento. Estos irán cambiando a medida que avance el calendario, pero estamos seguros que todos te serán de mucha ayuda.

Una respuesta en “Ojalá que llueva café en el campo”

¡Buenas tardes! Gracias. Este es el canal de información https://t.me/s/cocoaslim, Mi opinión – “La repetición crea ritmo. Sé aburrido. La mayoría de los perdedores que tienen éxito tienen un par de desayunos o meriendas a los que acudir”, dice la dietista registrada Lauren Slayton. “Haz un esfuerzo por identificarlos para ti. El “Hmm, me muero de hambre, ¿qué debo comer?” no suele acabar bien. Puedes cambiar la rotación cada pocas semanas, pero las comidas o entrenamientos preestablecidos en ciertos días te ayudarán enormemente.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.